MENU

Otro año como ponente del TENXYOU en Bodaf…

BodaF-197-920x690

Un año más fui elegido para presentar mi tema en este concurso que impulsa Bodaf para que las personas que así lo quieran puedan exponer sus ideas o experiencias en el mundo de la fotografía de boda. Y un año más me tuve que poner delante de más de 200 fotógrafos de bodas y exponer mi forma de mirar la fotografía de boda. Hasta aquí la agradable forma de presentar de la realidad…

«¡Prefiero morir a hablar en público!»

Un estudio americano reveló que muy pocas personas son capaces de afrontar el reto a hablar en público y que el resto, es decir, la mayoría tienen la sensación de preferir morir a hablar en público. Yo casi se puede decir que soy uno de ellos.

Pese a todo ello otro año he querido afrontar mis miedos y salir de lo que llaman mi “zona de confort”. He de admitir que mi propuesta fue presentada fuera de plazo a propósito, por eso de no querer ser elegido pero otra parte de mi me impulsó a hacerlo. Y como debía de contentar a mis dos personalidades, opté por esta buena opción. El problema vino cuando el plazo de admisión de propuestas fue ampliado y mi “maravillosa” idea de contentar a mis dos “yo” se fue al traste… un año más fui elegido!!!!

Mi manía por racionalizar todo me indicó que evidentemente lo de morir no era una opción aceptable, eso quería decir que sólo me quedaba una… afrontar una vez más el reto de salir y hablar en público.

4 minutos bloqueado 

Eso es lo que me llegó a ocurrir el año pasado en mi exposición de 10 minutos. Pese a haber tenido tiempo suficiente para preparar mi mini ponencia y llevarla prácticamente completamente escrita y desarrollada, los nervios me pudieron y me quedé sin poder hablar durante unos 4 eternos minutos. Previamente había recortado la ponencia a sabiendas de que eso me podía llegar a ocurrir y es por ello que aunque el reloj iba pasando y mis minutos se iban consumiendo en silencio, sabía que aún así… tenía tiempo para acabar con seguridad.

Pero este año todo iba a favor de hacer las cosas de forma diferente al año pasado. La primera fue el no poderme preparar la ponencia tal y como hice el año anterior. El pensar que no iba a volver a ser elegido me “ayudó” a no hacerlo y el comunicarme la noticia con prácticamente 5 días de antelación también ayudó mucho. Pero todo iba bien, debía de cambiar algo para que no me volviera a ocurrir lo mismo. Durante el trayecto del tren fui sacando punto por punto lo que más o menos quería transmitir pero hasta la misma noche del día anterior al TENXYOU no tuve el hilo conductor de mi pequeña charla.

Dormir no es importante

El presentarme a este concurso y prácticamente no dormir los días previos al TENXYOU es una experiencia que todo fotógrafo de boda debiera de experimentar al menos una vez en su vida. Pero este año decidí no perderme una sola ponencia antes de la mía y tomar copas con los compañeros a los cuales sólo les ves una vez al año y con los que compartes ideas y experiencias, tampoco es una opción a perdérsela por una “charlita” de 10 minutos.

Y el resultado fue el siguiente… Se que hablé, creo que casi no me trabé, resoplé poco o al menos eso creo recordar, miré menos el reloj pero no tengo muy claro de si iba en cuenta atrás o hacia delante, me salté varios puntos pues prácticamente no seguí mi “maravilloso hilo conductor”, y lo más importante de todo… no me acuerdo de nada de lo que dije!!!

¿Y el año que viene?

Dios dirá…

Muchas gracias a Kake Regueira por sus fotos y he de agradecer el empeño de Fran Russo por conseguir hacerme una foto en la que saliera bien pero… la “fuerza” no te acompañó esta vez!!

BodaF-216-920x690
congreso-bodaf-europe-2016-madrid

3 marzo, 2016 Comments (0) Medios

, , , , ,

  • Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

« »