MENU

Boda en el Cenador de Amós…

Celebrar una boda en el Cenador de Amós es siempre una garantía de éxito por muchas buenas razones y una que es muy evidente son sus dos estrellas Michelin. El ganar este tipo de premios supone un gran esfuerzo que requiere mucha precisión, coordinación, mimo en los detalles, exquisitez en el trabajo y el trato, etc. Y es por ello que una vez que este tipo de sistema de trabajo entra en un lugar como este, se refleje en todo aquello que realicen  pues lo llevan ya impreso en los “genes laborles”.

Normalmente mis post suelen mostrar todo el conjunto de la boda pero en este caso he preferido centrarme en la sesión de pareja realizada el mismo día de la boda. La boda de Laura y Fernando fue de mañana y Fernando ya se encontraba a las 13:00 esperando en la Iglesia de Santa Lucía para entrar y comenzar la ceremonia. Esto siempre supone la posibilidad de realizar la sesión bien una vez celebrada a la ceremonia con los inconvenientes de un sol un poco “asesino” fotográficamente hablando por la posición en que se encuentra, o posponer la sesión una vez realizado el baile de apertura. Este es un momento ideal tanto por la luz como porque te da la posibilidad de disfrutar desde el primer momento del coctel con  los amigos y familiares para después escaparte unos momentos en los que casi pasas inadvertido pues todos andan a las primeras copas y bailes.

Es cierto que inicialmente tuviéramos la intención de realizar la sesión fuera del Cenador pero en el momento en el que no pusimos a salir del recinto a Fernando lo de escaparse y perder más tiempo en los traslados, no le pareció buena idea y me preguntó si se podría hacer la sesión ahí mismo. Y evidentemente yo le dije que sí, que siempre se pueden hacer fotos en cualquier lugar y mucho más aún si tienes ese tipo de entorno.

 

La pareja llegó en un maravilloso coche clásico con el que no pudimos evitar sacar algunas fotos. Este tipo de coches siempre nos dan unas sensaciones muy especiales que son difíciles de explicar. Nos trasladan a tiempos distintos llenos de robustez y detalles que la marca Mercedes siempre ha cuidado con esmero.

La antigua ”Casa-Palacio Mazarrasa” construida en 1756 por el maestro de cantería Andrés Julián de Mazarrasa, la fachada de estilo barroco consta de tres cuerpos, uno central en forma de torre y dos laterales. Es ahí y en la zona ajardinada de la entrada donde se realizó casi toda la sesión, luego hicimos unas pocas más en la panadería que se encuentra en una zona de la torre.

Existen muchos estilos de edición y cada uno de nosotros como fotógrafos nos identificamos con uno, pero en esta ocasión me decanté por un estilo romántico con un toque un poco vintage pues gracias a Laura la sesión tuvo ese toque enamorado y romántico sin necesidad de dirigir ni colocar en prácticamente ningún momento. Ella se metió en el papel desde el minuto uno y gracias a ello todo transcurrió muy fluido y sencillo.

Laura para su boda eligió un estilo romántico para su look de boda con un precioso vestido de Paredero Quirós y para ello lo combinó con un peinado suelto realizado en Montserrat Nuñez y un suave maquillaje de María Natal realizado también en la peluquería de Montserrat Nuñez. Fernando solucionó todo su look en Santander con Vicente Trueba en  Yvt – Moda.

7 abril, 2018 Comments (0) Bodas

, , ,

  • Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

«